martes, 14 de julio de 2009

Vascos en Elmore County


Hoy, sabemos que, desde que Joe Bennet introdujo la industria ovina en el área de Mountain Home, esta no dejó de crecer. Desde comienzos del siglo XX y hasta 1945, esta pequeña ciudad de Idaho se convirtió en el centro más importante de embarque de la lana en los Estados Unidos de América (Urquidi, 1989:2/Alzola, 1992: 13).

En 1898, se instaló el primer vasco en Mountain Home. Se llamaba Nicolás Silloniz y había nacido en Ispaster. Un año más tarde llegó su hermano Pablo que comenzó a trabajar como pastor para Sam Ballantine, de quien llegó a ser socio. Llevaban sus rebaños a pastar a los alrededores de Ketchun y, con ellos, trabajaron otros vascos como Lucio Ateca, Victorio Urquidi y Segundo Alzola. Posteriormente, Silloniz trabajó para John Archabal y, más tarde, fue el capataz de Domingo Aldecoa hasta su jubilación. (Urquidi, 1989:2 /WWI Civilian Draft).

En 1900, solo había un vasco censado en el Condado de Elmore: Patricio Arano, de la anteiglesia de Jemein (Marquina), que había llegado ese mismo año. Arano trabajó como pastor y campero y llegó a contar con un pequeño rebaño que pastaba en Owyhee. Para 1910, había censados en el condado de Elmore, 30 vascos y, en 1920, esta cifra era tres veces mayor hasta convertir a la vasca en una comunidad identificable. En 1940, algo más del 10 por ciento de la población era vasca.
La mayor parte de los pastores vascos que cuidaban rebaños en Owyhee acabaron instalándose mayoritariamente en Mountain Home, bien en los hoteles vascos, bien en casas y ranchos propios. Otros se asienten en Jorday Valley (Oregon) y en Boise City.

Los pastores

Urquidi resalta que “en 1910, la industria ovejera en Idaho alcanzó su máximo crecimiento, y el área de Mountain Home formó parte de ese crecimiento. Las grandes compañías ovejeras tenían siete o más rebaños de ovejas de entre 2.200 y 3.000 ovejas por rebaño, dependiendo del número de corderos.. Había individuos que tenían uno o dos rebaños, y compañías más pequeñas que tenían tres o cuatro rebaños de ovejas. Algunas de las compañía que tenían de entre siete y diez rebaños en el área de Mountain Home de 1900 a 1940 fueron: Bruneau Sheep Company, Big Springs Sheep Co, wood Cvreek Sheep Co., Mountain Home Sheep Co., Bennett Bros. y Battle Creek Sheep Co.. El mayor propietario de ovejas fue José Bengoechea "Bixar" con más de 100.000 ovejas" (Urquidi, 1989: 2).
Entre 1917 y 1918, las compañías o ovejeros que empleaban vascos residente en Elmore eran Patricio Arano (1), CH. F. Ross (3), José Bengoechea (5), John Archabal (2), Bennett Bros.(5), Bruneau (2), Whiston Bros. (11), Vicente Mendiola (1), José Mendiola (5), C. Hein (19), Ray Corbus (13), Ballantine Land & Sheep Co.(5), Bert Paris (1),, M.C.Swain (3), Sam Ballantine (2), Mayfield (1), Slick Bros. (1), Luis Argoitia (1), USKS (1), Robert Sproah (6), Mc Mullan (1), Hein & Chattin (1), Jose Bennett (1), Day W. Latimore (1), Pedro M. Gandiaga (1), Worth Lee (1), John Mendiola (2), Hammonds & Gandiaga (2), Yturri, Larragan & Co. (1), Echevarria & Stills (1), Agapito Bideganeta (1), Joe Bicknell (1), PedroAnchustegui (3), Victor Yturri (1), M.W. Brooks (1), Tex Riley (1) (WWI Civilian Draft Cards 1917-1918).
Algunos de los pastores vascos que habían trabajado para algunos de los citados se convirtieron a su vez en ganaderos. Este es el caso de los Totorica, Domingo Monasterio, Boni Ayarzabal, Domingo Aldecoa, Domingo Aguirre, George Anchustegui, John Guisasola,... (Urquidi, 1989: 3).
Durante casi dos décadas, el ganadero más importante de Mountain Home fue, sin duda, José Bengoechea que, tras un tiempo, en California y Nevada, se instaló en Owyhee junto a sus hermanos. Tras casi diez años en este condado, se instaló en Mountain Home.
De los tres hermanos Bengoechea fue José , conocido como Bixar, quien alcanzó el status más alto. Además de las ovejas (su rebaño llegó a tener 100.000 cabezas), al igual que su hermano Melitón, compró ganado y caballos, y, en 1910, construyó el Mountain Home Hotel (hoy, conocido como Bengoechea Block) y, poco después, llegaba a vicepresidente del Commercial & Savings Bank of Mountain Home. En el Farm Directory of Owyhee County (1918-1919), figura como propietario de dos parcelas: una de 160 acres y otra de 2.4 acres.
Sobre José Bengoechea, abundan las leyendas: millonario, pero analfabeto, para 1900, era propietario de un automóvil cuando, en Estados Unidos, solo había censados unos 14.000 coches. No sabía conducir así que tuvo que contratar aun chófer. Cuando la gente le preguntaba qué coche era el mejor, siempre respondía lo mismo: “Uno nuevo” (Urquidi, 1980: 16).
Se casó en 1915 con Margarita Nachiondo Achabal, una vasca de Ispaster que había llegado al país en 1912 y residía de Ogden (Utah), donde desde años atrás vivía su hermano mayor. Margarita era 34 años más joven y, en 1916, nació el primero de sus tres hijos, Eva (que aún vive). Luego vendrían Adam (1917-1984) y Joseph (1920-1964). Vivían en una hermosa mansión cerca del hotel.
Al finalizar la Gran Guerra (I Guerra Mundial), muchos borregueros vascos, deslumbrados por los altos precios que habían alcanzado la carne (el Ejército se había convertido en el primer consumidor) compraron enormes cantidades de ovejas para alimentar a las tropas expedicionarias. Tras el armisticio, siguieron comprando, convencidos que una Europa hambrienta adquiriría su ganado y ellos iban a hacer el negocio de su vida. No fue así. A esto, hubo que añadir la caída de los precios de la lana. Muchos se arruinaron. Su ruina arrastró a 27 bancos de Idaho que fueron a la bancarrota, entre ellos el Comercial Bank, y José Bengoechea siguió su suerte, falleciendo poco después (el 11 de noviembre de 1921) de un ataque al corazón, a los 60 años. Según las crónicas de la época, José no soportó la ruina (Reno Evening Gazette, 16-XI.1921). El hotel quedó en manos de la Western Loan & Investment Company y sus rebaños se repartieron entre la Bill Smith Sheep Company y la Wood Creek Sheep Company. La bancarrota también alcanzó a los negocios de su cuñada, Flora Alzola. Gabriel Bengoechea desapareció.
La viuda de José Bengoechea y sus tres hijos dejaron Mountain Home para trasladarse a Odgen (Utah) donde vivían los Nachiondo. Margarita había guardado algunas joyas y con ellas, abrió un ostatu

Los hoteleros

En el registro de inmigrantes que entran en los Estados Unidos de América, siempre aparece una referencia de la persona que responde por él: vecinos, parientes y amigos. En la mayor parte de los casos, y, sobre todo, cuando el nombre se repite una y otra vez en el manifiesto de inmigración, el “amigo” casi siempre es un hotelero vasco.

El primer hotelero vasco de Mountain Home fue Víctor Yturri había llegado a Idaho desde el pueblo vizcaíno de Rigoitia en 1892. Tras reunir un rebaño, se casó con Cristina Alzola, de Ispaster, y, en 1906, abrió una tienda en Mountain Home. En la parte superior, alquilaba habitaciones a los pastores. Sin cerrar la tienda, puso en marcha el Victor’s Hotel. Yturri alquiló posteriormente el Mountain Home Hotel (Bengoechea), que, en 1932, al trasladarse a Las Vegas, lo traspasó, comprándolo en 1937 Agapito Bideganeta.

Una año más tarde, en 1907, abría sus puertas el Basque Hotel, de Pedro Anchustegui, Anchustegui había nacido en Lekeitio, en la costa de Bizkaia. Llegó al país en 1903, junto a un grupo de jóvenes de Lekeitio y Mendexa. Tras un tiempo en Boise, donde ya residía su primo, José María Anacabe, reunió un rebaño y centró sus operaciones en el área de Mountain Home.

En 1910, José Bengoechea construyó el Mountain Home Hotel (hoy, conocido como Bengoechea Building).Sol Silen describe así el hotel en su célebre libro: “...rodeado de parque y de praderas que lo hacen ser uno de los puntos más bellos, no solo de Idaho, sino del Oeste. Aunque la población de Mountain Home es relativamente corta, el hotel construido por Bengoechea allí, está considerado como una de las residencias más hermosas de Idaho, y mayor que cualquier hotel en las mismas poblaciones del mismo tamaño en los Estados Unidos. (...) En ese hotel Joe Bengoechea ha hecho derroche de esplendidez, y los muebles son de caoba maciza, las alfombras y los adornos son de lo mejor que se pueden comprar, y el servicio está construido de acuerdo con las más modernas ideas sobre sanitación” (Silen: 261).
La construcción del hotel dio empleo a muchos vascos, haciendo posible que algunos trajeses a sus familias de Euzkadi. Manuel Uriona fue uno de estos vascos. Otro fue Ignacio Berriochoa. Este había llega al país en 1901. Trabajó como pastor durante unos años, hasta que, cuando José Bengoechea, comenzó la construcción de su hotel, se convirtió en cantero, así que, con el dinero ganado, pudo traer a su familia (Urquidi: 16-17).

El hotel quedó en manos de la Western Loan & Investment Company . La Western Loan alquiló el hotel a Victor Yturri. En 1937, lo compró otro vasco, Agapito Bideganeta , de Navarniz, que también había sido socio de José Bengoechea y que, hasta entonces, regentaba la Basque Boarding House. Como los anteriores, Bideganeta alternó la cría de ganado ovino con sus negocios hoteleros.

Matrimonios vascos

Durante los primeros años, la mayor parte de los malviven en el monte. Residen agrupados en cabañas y pequeños campamentos. La situación comienza a cambiar a medida que aquellos inmigrantes van estabilizando su situación económica. Lo que hacen algunos es, bien traer a sus esposas o novias, bien concertar matrimonios con paisanas. La apertura de nuevos hoteles y pensiones facilitó la vida familiar. Asimismo, algunos vascos del condado de Elmore construyeron bien casas en Mountain Home, bien pequeños ranchos en los alrededores.
En la década de los 1920, residían en el Condado de Elmore unas cincuenta familias vascas que sumaban casi doscientos individuos. En un 97 por ciento de los casos, marido y esposa son ambos de origen vasco. Hasta la segunda generación, es difícil encontrar matrimonios mixtos y, aún entonces, la endogamia entre los vascos de Mountain Home es muy alta.

En la fotografía, el Bengoechea Block, el Hotel construido por José Bengoechea Anduiza en Mountain Home.

2 comentarios:

arantxa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
arantxa dijo...

Hola. Acabo de descubrir este artículo en el que aparece el nombre de un antepasado mío del que estoy buscando información. No he encontrado ningún correo eléctronico para ponerme en contacto contigo, pero si supieras más información te agradecería que pudiera ponerme en contacto contigo. Gracias. Agur.